Saturday, 16 August 2014

Cajón de los recuerdos: Review Moto X (22/12/2013)

Nota: Como les prometí en mi opinión sobre la actualidad de Motorola, les transcribo mi review del Motorola Moto X en este post, dado que el sitio en el que estaba, lamentablemente, no está más online. A continuación, la review inalterada (tengan en cuenta el momento en el que fue escrita, ¿eh?). Lamentablemente, ya entrado Q3 2014, dudo que se cumpla la noticia que puse al final.



ACLARACIÓN: Lo más importante de la review, en mi opinión, es la parte de la experiencia y el software, así que si no tenés mucho tiempo (el clásico tl;dr), te recomiendo ir directo a esa sección. Es la parte de la review que realmente es única, el resto se encuentra en specsheets de cualquier sitio. De nada.

Bienvenidos a la review del Moto X: en mi opinión, uno de los mejores (sino el mejor) celular que se puede comprar oficialmente en la Argentina. Contra el único equipo que no lo puedo comparar es con el LG G2 que aun no tuve el agrado de probar. "Eh, pero pará, ¿tanto?" se preguntarán. Si, tanto. Y el por qué, a continuación.

Para que estén en tema, les cuento que +Motorola Mobility, la división de equipos móviles dentro de Motorola, fue comprada por Google por nada menos que U$S12.500.000.000. Fue la compra de otra empresa más cara que Google ha hecho hasta el momento (más cara que YouTube, por ejemplo). El Moto X es el primer producto lanzado por Motorola luego de esa adquisición, y es un producto al que le pusieron muchísimas ganas y dedicación. Es una apuesta más bien a un consumidor medio y no tanto a un geek. El motivo por el cual digo esto, es porque en papel, las especificaciones técnicas no son las más altas del mercado, pero aun así, funciona igual o mejor que dichos equipos, y a la hora de usarlo, hay muchas más cosas que lo escrito en los folletos. El Moto X es una experiencia distinta y excelente, como explicaré al final. Pero arranquemos con lo clásico.


Hardware


En cuanto a especificaciones técnicas, posee una pantalla de 4.7" Super AMOLED, 16 GB internos de almacenamiento con 2 GB de RAM. Además trae 50 GB de almacenamiento en la nube (Google Drive). La cámara de fotos es de 10 megapixeles con tecnología "Clear Pixel" (más sobre eso en un rato) y filma hasta en 1080p a 30 cuadros por segundo. Por último, posee tecnología NFC y una batería de 2200 mAh. No posee radio FM.

El corazón del equipo merece un párrafo aparte. Es el llamado "Moto X8 Computing System" y está compuesto por:
- Un Snapdragon S4 Pro Dual-Core a 1.7GHz
- Una GPU Adreno 320 Quad-Core
- Un Core para "Contextual Computing" (cómputos contextuales) y reconocimiento de gestos.
- Un Core para procesamiento de lenguaje natural y reconocimiento de voz.

Es normal que mucha gente se quede con que es "un S4 Pro de 2 núcleos" y se preocupe porque cree que no se la va a bancar, pero si abstraemos el asunto sólamente a núcleos, resulta que al final tiene 8 núcleos. Es cierto, de procesamiento sólo tiene 2, pero el software está hecho de tal manera que no se nota para nada que no es quad/octa o lo que quieran. El X8 está realmente muy bien aprovechado, y la performance bruta de cálculos no es su principal objetivo (es decir, no va a ganarle ningún benchmark a un flagship), sino entregar una experiencia fluída y variada, con algunas vueltas de tuerca para los usuarios. Y lo consigue con creces.


Diseño


Físicamente, lo que Motorola logró con el Moto X es algo realmente para destacar. Lograron poner una pantalla de 4.7" en un cuerpo muy pequeño, con bórdes mínimos y tamaño total del cuerpo, apenas más grande que el iPhone 5, equipo que tiene 1.2" menos de pantalla. Pero unas imágenes dicen más que mil palabras, así que véanlo por ustedes mismos:

Moto X vs. iPhone 5. 0.7" más de pantalla y casi el mismo tamaño.

El frente está mayormente ocupado por el vidrio que aloja la pantalla. En la parte superior derecha encontramos la cámara frontal de 2 megapixeles que filma en 1080p. Del lado izquierdo se encuentran los sensores de luz y proximidad, alojando en el centro el parlante para llamadas. Algo a destacar del diseño frontal es que en los bordes de plástico que rodean la pantalla, se encuentra una parte extra de plástico que consigue alejar la pantalla de la superficie donde apoyemos el celular, en caso de estar boca abajo. No va a hacer magia, pero es una buena idea para que en caso de haber alguna partícula no deseada, la misma no toque la pantalla con todo el peso del equipo y se evite un eventual rayón. Dichos bordes están redondeados muy bien y hacen que en las llamadas, el equipo no moleste para nada ni en la cara ni en la oreja. En la parte inferior delantera encontramos el micrófono de llamadas. Tanto en la parte trasera inferior como la superior, encontramos un micrófono de cancelación de ruido, llevando la cuenta a 3 micrófonos en total. En los laterales encontramos el botón de power y de volúmen del lado derecho y el slot para NANO SIM (no Micro SIM, como el S3 o equipos más nuevos), que no solo es aun más pequeña que la Micro SIM, sino que además es más finita (en caso de querer convertir una Micro en Nano, hay que limar un poco la superficie inferior hasta que entre).

En la mano el Moto X se siente extremadamente bien. Es compacto pero jamás se siente chico. La calidad de materiales y la construcción es excelente, y se siente completamente sólido y confiable. La parte trasera del equipo tiene una superficie soft-touch, muy linda al tacto y una doble curvatura (a lo ancho y a lo alto) de forma convexa, que permite amoldarse perfectamente a la mano del usuario. Esto permite que el uso del equipo durante mucho tiempo sea un placer. Jamás vas a lograr sentirte molesto por tenerlo en la mano, ni por la forma, ni por el peso o los materiales. Mención especial al "huequito cóncavo" de la parte trasera que posee el logo de Motorola. En ese lugar es donde se ubica el NFC y es un sector donde tranquilamente podemos apoyar el dedo índice al sostener el celular (créanme que es un vicio hacerlo, me encontré aterrizando el dedo ahí de forma natural constantemente).


Pantalla


La pantalla es realmente muy buena. Es una pantalla de 4.7" 720p con tecnología Super AMOLED que tiene matríz RGB y no PenTile (o sea, por más que tenga igual resolución que un Galaxy S3, se ve mejor por la distribución de subpixeles que posee). La misma se ve EXCELENTE, gracias a tener un panel de muy buena calidad. Los ángulos de visión son bárbaros, al igual que los colores, que son muy vívidos, aunque el brillo no es muy alto (dos características propias de los AMOLED. A algunos les encanta, a otros no tanto. Yo estoy un poco en el medio), por lo que en exteriores tal vez a veces tengas un poco de problemas para leer tranquilo algún mensaje, pero nada que un poco de sombra con la mano/el cuerpo no solucione. El contraste es excelente, como en todo Super AMOLED.

Moto X encendido. Excelentes ángulos de visión.

En cuanto a la resolución, algunos pensarán "che, pero ¿720p cuando todos salen con 1080p? Malísimo!", y yo les digo que no es así. Primero, lo que permite tener la mitad de resolución, es tener la mitad de pixeles para computar, lo que implica un stress menor en el procesador, necesitando menos poder de procesamiento y a su vez, menos batería. Segundo, a la distancia que uno utiliza normalmente el celular, no es posible ver los pixeles por más buena vista que tengas (ni hablar si sos una persona normal). La única forma de realmente notar algo "distinto" y apenitas peor, es si lo comparás lado a lado con una pantalla 1080p. Tengo el HTC One y no tuve ningún problema en usar el Moto X a diario, nunca me molestó para nada su resolución (o "falta de", se podría decir), y si no los ponía lado a lado no había forma de notar nada distinto (y aun así, las diferencias en detalle son mínimas y las tenés que buscar). Por último, no veo a nadie quejándose de los llamados "Retina Display" de los iPhone, y el Moto X tiene una densidad de pixeles tan solo 12 ppi menor que los 326 del iPhone 5 o 5S. Un poco más de 3% de diferencia.


Cámara


ACLARACIÓN: el review se hizo con el firmware original con el que salió el equipo a la venta. Posteriormente se liberaron actualizaciones que supuestamente mejoran, entre otras cosas, la performance de la cámara, por lo que hay que tener en cuenta este detalle.

La cámara del Moto X es claramente uno de los aspectos que más me decepcionó del equipo en general. Creo que es puntualmente porque el balance de expectativas estaba invertido. Nunca esperé nada "wow" del software o el hardware, por ejemplo, que terminaron siendo geniales, pero de la forma en la que Motorola promocionó la cámara, la tecnología "Clear Pixel" y demás, me hizo tener grandes esperanzas. Quería ver en el Moto X, el primer Motorola con una BUENA cámara, y no pasó.

Ojo, no es mala la cámara y probablemente sea mejor que la de la mayoría de los otros Motorola. Simplemente no me resultó a la altura de MIS expectativas, habiéndome guiado por la gente de prensa de Motorola. Según ellos, la tecnología "Clear Pixel", a grandes rasgos, lo que hace es tener un subpixel de "claridad" agregado a los clásicos subpixeles rojo/verde/azul que componen un pixel de una imagen. Este subpixel, en teoría, lo que debería hacer es mejorar la cantidad de luz que entra por cada pixel, mejorando las fotos en condiciones malas de iluminación y aumentando la velocidad de disparo en dichas situaciones. Lo hace, pero las fotos en general fueron bastante decepcionantes.

No tiene mucho detalle o definición. Como que salen los bordes suaves y poco definidos, junto con colores apagados y algo faltos de vida. Creo que el primer problema es pura y exclusivamente algo del algoritmo de procesamiento al tomar la foto, por lo que es probable que posteriormente se haya mejorado, pero no puedo afirmarlo y debo mencionarlo para que lo tengan en cuenta.

Otra cosa a destacar de forma negativa es que, si bien posee disparo en ráfaga, la misma es MUY lenta, casi "inusable". No es que no sirva, pero hay equipos de 2012 como el Galaxy S3 que creo que sacan fotos más rápidamente, y no hay muchos motivos que se me ocurran para justificar este aspecto.

En cuanto al software de la cámara y la UI, lo noté bastante simple. Esto puede ser una ventaja o una maldición, según que tan fanático de las fotos seas. Me considero bastante fanático, sin llegar al profesionalismo ni de cerca, y me pareció que le faltaban cosas. Está buena la idea de tener la pantalla limpia y traer las opciones mediante un swipe en el borde izquierdo, hacia la derecha. El problema es que dichas opciones son muy sencillas o escasas. Además de esto, no me pareció tan cómoda la disposición en forma de semi círculo que tienen las opciones. Me resultó poco intuitivo y siempre me encontraba navegando todo el menú tratando de elegir alguna opción en particular, que en casos no estaba (por ejemplo, la elección de compensación de brillo es inexistente, tenés que confiar en que el teléfono lo va a hacer bien por vos, cosa que obviamente, no siempre pasa).

Un detalle a tener en cuenta en cuanto al brillo, es que el equipo viene por defecto con la opción HDR en modo automático. Esto hace que si sacás paisajes u objetos estáticos, la foto salga mejor, pero en cualquier otro caso, la foto tarda mucho más y suele salir movida o desenfocada (porque HDR, a grandes rasgos, saca múltiples fotos y las combina, agarrando lo mejor de la exposición de cada una). Recomiendo activar HDR sólamente si sabemos que lo que vamos a sacar es algo como lo descripto anteriormente.

En cuanto a la cámara para filmar, no tengo mucho para decir que sea distinto a la cámara para sacar fotos. Los colores son aceptables, al igual que la nitidez, pero otros equipos más viejos, como el Galaxy S3, lo superan en este aspecto (al igual que en el de fotos estáticas).






Motorola Assist

Audio


El audio mediante el parlante altavoz es estandar. No es muy fuerte ni muy débil, y la calidad es aceptable/buena, al igual que la calidad percibida al escuchar música por auriculares. Lo negativo, si se quiere, es que el parlante, más bien la rejilla que lo cubre, es pequeña y fácil de tapar. Por suerte, su performance en cuanto a "tapadas accidentales" es mejor que la de los Galaxy S3 y S4, por ejemplo, ya que es más grande que el del S3 y está mejor ubicado que el del S4. En situaciones normales uno no debería taparlo, a menos que agarre el teléfono de forma extraña (o quiera realmente taparlo, que a veces pasa, cuando te suena en un lugar donde debés estar en silencio. A veces es útil).


Conectividad y llamadas


Las llamadas con el Moto X son muy claras gracias al conjunto de micrófonos que el mismo posee (mencionados anteriormente). Por otro lado, la señal es buena, tanto de teléfono como de internet móvil, por lo que no debería haber mayores problemas de comunicación (al menos exclusivos de este teléfono. Seguramente si tenés problemas sea culpa de las operadoras Argentinas). El alcance del Wi-Fi también es bueno y no me ocasionó ninguna dificultad al utilizarlo.


Batería


La batería del Moto X es GENIAL. Motorola últimamente nos tiene malacostumbrados, por suerte, a buenas duraciones de batería en sus equipos, y el Moto X no es la excepción. El tamaño de batería (te ahorro scrollear para buscar el dato: es de 2200 mAh) fue una preocupación para muchos originalmente (entre los que me incluyo), pero lo que Motorola hizo con la optimización de recursos mediante el software y el hardware, es realmente excelente. Las otras empresas deberían tomar nota. Un uso normal, sin cuidarse, con Wi-Fi, 3G, etc. debería rendir aproximadamente entre 14 y 17 horas de 100% a equipo con batería agotada. Si lo usás poco estimo que llegás a las 24 horas tranquilísimo.


Software y experiencia de uso


Me imagino que si llegaste hasta acá, te dijiste hace un rato "Dale flaco, donde está todo lo que decís del software y la experiencia? Dejá de vender humo!", y tendrías razón, si no existiera este apartado, el cual creo es el más importante de todos, sin desmerecer a los anteriores.

Motorola Migrate

1. Sistema Operativo y actualizaciones

Para empezar, el Moto X viene con Android 4.2.2 de fábrica. Una versión bastante respetable para el momento en que salió, pero una de las ventajas que tiene el acuerdo Google/Motorola es que se están poniendo mucho las pilas con las actualizaciones. Es por eso que para el equipo libre ya existe Android 4.4 KitKat para descargar de forma oficial (para operadoras depende de ellas, y generalmente son un fiasco actualizando), desde tan solo un mes luego de anunciarse dicha versión. Incluso salió antes que para varios Nexus. De más está decir que anda perfectamente bien, totalmente fluído, tanto en navegación como en scrolling y zooming. Nunca un lag.

La implementación específica de Android por parte de Motorola es una visión apenas modificada de lo que vendría a ser el Android stock de Google que podemos encontrar en los dispositivos Nexus. Esto asegura un par de cosas: primero, al ser casi el mismo sistema operativo que el que Motorola recibe como base por parte de Google, una vez que la empresa le envía la nueva versión, Motorola tiene que hacer poco y nada para adaptarlo y agregarle su funcionalidad. Simplemente debe concentrarse en hacer que funcione bien en su equipo, y ya lo tiene listo para salir. Segundo, no se agregan "features" (las comillas son porque a veces son más molestias que mejoras) propias del fabricante, lo que hace que Android funcione de la forma en la que Google lo pensó, minimizando el lag proporcionado usualmente por las implementaciones de las empresas (Touchwiz, te estoy mirando a vos).

Los agregados de Motorola son mayormente en forma de aplicaciones. Algunas no dependen de nada específico del Moto X y podrían estar en cualquier teléfono, y otras son aplicaciones específicas, como por ejemplo, la de "Touchless Control" o "Active Notifications". Lo mejor de todo esto, es que en las últimas semanas, Motorola estuvo subiendo estas aplicaciones al Play Store de Google. Esto no significa que cualquiera las puede bajar, sino que los chicos de Motorola pueden trabajar tranquilos en mejoras o actualizaciones para sus aplicaciones sin tener que preocuparse por empaquetar un firmware nuevo.

Es un enfoque que pocos (si no nadie) han tomado, y es realmente muy bueno. Muchas veces las actualizaciones son bugfixes del sistema, pero otras son para actualizar sus aplicaciones (por ejemplo, HTC con el salto de Sense 5 a Sense 5.5 actualizó todas sus aplicaciones propias de galería, cámara y demás, cosa que podría haber hecho tranquilamente via Play Store, de estar disponible). De esta forma, updates como el mencionado para la cámara, se puede liberar por este medio, haciéndo que esté disponible lo antes posible para todo el mundo, sin discriminar por si está liberado o no, o que tan haragana sea tu operadora de turno.

2. Always Listening

El feature más promocionado del Motorola Moto X es, lógicamente, su capacidad de estar constantemente escuchando el ambiente. Este es un punto muy importante del cual voy a detallar su funcionamiento, sus pros y sus contras.

Hola Moto X, ¿cómo va?

En papel, publicidades, etcétera, es todo muy lindo. Dicen que tenés el equipo en la mano, en la mesa, en donde quieras, le decís la frase clave "Ok, Google Now" y el equipo empieza a escuchar tu pregunta o pedido. Una vez activado, podés pedirle las mismas cosas que a Google Now de cualquier equipo, junto a algunos agregados. Un buen ejemplo es el "Find my Phone" (agregado en el update de la aplicación "Touchless Control". ¿Vieron que era bueno poner las aplicaciones en el Play Store?), que hace que el equipo encienda su pantalla y empiece a sonar con un pitido molesto hasta que lo encontrás, si se te cayó atras del sillón o abajo de la cama y no sabés donde está, pero además está en silencio como para llamarlo. La contra que tiene es que tenés que estar más o menos cerca, en mi experiencia, para que funcione (de una habitación a la de al lado nunca me funcionó, por ejemplo).

Todo muy lindo con el "Ok, Google Now, poneme una alarma a tal hora", o un "Ok, Google Now, llamá a tal" (opción a la que le podemos agregar que salga el sonido por altavoz o no, cosa que suena lógico si vas a tener el equipo a una distancia mayor que la de tu brazo), pero ¿Que tal funciona en la vida diaria? Diría que más o menos. No porque el servicio en si, o la idea funcionen mal, sino que es muy dependiente de internet. Como sabemos, las operadoras en Argentina no son muy benévolas con las "inversiones" en infraestructura, por lo que muchas veces es difícil tener buena señal de internet móvil, o tener señal incluso, para el caso. Por este motivo, mucho de la experiencia REAL del servicio se ve degradada.

Por supuesto, en tu casa o en el laburo, con wi-fi te va a andar joya para mostrarle a los demás lo que puede hacer tu celular y el de ellos no, pero a la hora de usarlo cuando realmente te vendría bien como por ejemplo, manejando, "Ok, Google Now, mostrame como ir a tal lugar", lo más probable es que tarde mucho, varios intentos o que ni siquiera funcione y prefieras parar el auto a introducir el pedido a mano.



Más allá de esto, cuando SI hay conectividad, el servicio anda de lujo. El reconocimiento es muy rápido y si bien tiene que hacer varias cosas hasta que te da el resultado (activar el reconocimiento con la frase clave, escucharte, decodificar lo que dijiste, abrir Google Now, ingresar el pedido, buscar la respuesta, y responder), es un tiempo aceptable el que tarda.

Me parece interesante destacar que los desarrolladores pueden hacer uso de esta característica para hacer cosas muy locas e interesantes con la posibilidad de escuchar todo el tiempo, sin asesinar la batería como lo harían en cualquier otro equipo (para más información, buscar las aplicaciones "Tasker" y "Autovoice", para enloquecer con las posibilidades).



Por último, una de las características que destruía la experiencia era que si tenés el teléfono con un poco de seguridad de desbloqueo (cosa que recomiendo ámpliamente), destruía todo el propósito del "Always Listening", dado que por temas de seguridad no podías hacer uso del input por voz sin tocar el celular para desbloquearlo. Con la última actualización de "Touchless Control" se "solucionó" esto, y ahora le podés dictar el pin también (que, nuevamente, que tan seguro te parezca que otro escuche tu pin es problema tuyo, pero al menos si estás sólo, lo podés seguir usando). ¿Ya mencioné lo bueno que era que las aplicaciones estén en el Play Store para poder ser actualizadas?

3. Twist and take

Otra feature promocionada por Motorola es la posibilidad de abrir la cámara mediante un simple movimiento doble de muñeca por tener un core dedicado exclusivamente a sensar constantemente el acelerómetro y demás, para reconocer gestos en el espacio. El gesto es un poco ridículo, pero es sencillo y anda bien. Permite tener el equipo listo para una foto con una gran velocidad. Es lo mismo que tardás en equipos rápidos como el HTC One en sacar una foto, pero es más simple y tenés que pensar menos, sin contar que es más rápido que la mayoría de los que no son flagship.


No me encontré utilizando esta feature demasiado, por falta de costumbre, asumo, pero no está mal. De todos modos, creo que el core que permite esto se utiliza mejor para unas características que mencionaré en breve.

Detalle importante: al momento de hacer la review, no había opción para elegir que aplicación de cámara se utiliza al hacer el gesto. Siempre abre la aplicación original de la cámara sin preguntarte ni importar cuantas tengamos instaladas.

4. Active Notifications

He aquí la feature más subestimada del Moto X, en mi opinión. Las Active Notifications consisten en hacer gala de muchas de las características particulares que tiene el Moto X para brindar información relevante de forma fácil y rápida.


Para no extenderme mucho en la explicación, por si no saben, a diferencia de las LCD, las pantallas AMOLED encienden cada pixel individualmente para mostrar la imagen. Esto significa que si un pixel es negro, el mismo está apagado. Motorola hizo uso y abuso de esta característica para brindar notificaciones constantes que consuman ínfima cantidad de batería.


Si apoyamos el equipo en algún lugar con la pantalla visible, el equipo cada tanto tiene una especie de "respiración" mostrando la hora y permitiendo el desbloqueo sin presionar el botón de power. A su vez, si tenemos alguna notificación, nos muestra el ícono de la aplicación que la produjo, y nos permite desbloquear yendo directo a la aplicación si deslizamos el dedo hacia arriba, o desbloquear normalmente si lo deslizamos hacia abajo. Además, si mantenemos el dedo en el punto donde empieza el desbloqueo, obtenemos un preview de la última notificación obtenida (por el momento no hay forma de revisar otras, en caso de haberlo).

El reloj durante el encendido del Active Display

Por otra parte, esto es también sensible al movimiento del equipo y al sensor de proximidad (lo que ayuda a que no se active nada por error mientras está en el bolsillo), por lo que si el mismo está apoyado en la mesa y lo agarramos, nos va a mostrar las Active Notifications. ¿Se acuerdan de los viejos Nokia que tenían la hora en pantalla siempre cuando lo agarrábamos? Bueno, es exactamente igual, pero con esteroides.

Esta es una de las features que más extrañé cuando dejé de usarlo. Es increíble la cantidad de veces que uno agarra el equipo, lo enciende, ve la hora/notificaciones, y lo guarda. Poder hacer eso sin tener que tocar nada (y encima si nos ponemos un poco más técnicos, ahorrando bocha de batería, ya que si el equipo no sale de deep sleep (el estado en el que menos batería consume), no tarda en volver nuevamente a dicho estado, porque... bueno... sigue ahí), y que el equipo mediante sensores sepa que es lo que quiero ver me pareció algo fantástico.

Como nota de color, se puede hacer el mismo movimiento que con el Samsung Galaxy Round. Lo promocionaron como algo novedoso, extraño y buenísimo, y el Moto X lo sacó antes y sin hacer tanto espamento. Equipo en la mesa, lo movés un poco (posible gracias a la curva trasera) y ves las Active Notifications.

Galaxy Round a-la Moto X

5. Conclusiones de la experiencia

Luego de este viaje a través de semejante cantidad de texto, les voy a dar unas palabras de cierre. Como intenté hacer énfasis en varias oportunidades, el Moto X nos enseña que no todo se trata de potencia bruta como nos quieren hacer creer las demás compañías, sino de la experiencia. Mención especial sobre la aplicación Motorola Spotlight Player, que es una serie de cortos animados. Por ahora sólamente tenía uno: "A Windy Day". Es un corto animado estilo Pixar que cuenta la historia de un ratón y un sombrero que encuentra. Es bastante simpática y hace uso de los sensores de espacio del equipo para que el director del mismo seas vos. Es una aplicación de augmented reality que podría estar en otros equipos, supongo, pero es exclusiva del Moto X. Si piensan que no lo van a poder ver nunca porque no van a tener un Moto X en sus manos, les recomiendo este video, pero si lo piensan comprar, ¡no se lo spoileen!.

A Windy Day

Hoy en día todo es carrera por ver quien la tiene más grande (la pantalla, claro), o quien tiene más megapixeles, más resolución, o el procesador con más puntaje en los benchmarks, pero el tema pasa en realidad por otro lado. Uno no va a ir por la vida tirando benchmarks para hacerse el capo (y si lo hacés, perdoname, pero no quiero ser tu amigo), y muy pocos se preocupan por lo que realmente importa: el uso diario y cuánto dura ese uso diario (o sea, la batería).

Motorola consiguió con el Moto X, concentrarse en un equipo lindo, bien construído, cómodo y compacto, con features que realmente son útiles y están bien implementadas, y no en una lista larga de supuestas mejoras que no están bien implementadas, o no son útiles o incluso, es mejor desactivarlas para que el celular ande como corresponde.

Nuevamente, en papel no es el más poderoso, pero ¿de qué sirve además tener tanto procesamiento cuando el Moto X con "menos potencia" corre todo lo actual de manera impecable (incluso cosas pesadas como el Dead Trigger 2 al mango se lo comió crudo, 0 lag), brindando agregados que se extrañan cuando no los tenés y encima tiene una vida útil diaria excepcional para disfrutar de todas esas bondades?

Me arriesgo a decir que el Moto X es uno de los candidatos a smartphone del año, y muy merecido. Es el comeback a la lucha por la cima que Motorola necesitaba, y espero que le sigan dando el soporte que semejante equipo se merece (por lo pronto, acaban de liberar incluso el código fuente de KitKat, por lo que encima es aún más "developer friendly" que antes).

Moto Maker en USA

Es una pena que en Argentina no se encuentre el Moto Maker para customizarlo AÚN! (BAM! Sorpresa: en 2014 en Brasil y Argentina va a haber full customization con el Moto Maker). De todos modos es un equipo que recomiendo totalmente, e incluso si no fuera por mi enamoramiento hacia los parlantes frontales y mi gusto por la cámara, consideraría sin dudas pasar de mi HTC One a un Moto X. Más que eso no les puedo decir, así que si estaban en duda entre este y cualquier otro, ya saben mi consejo.